Si quieres tener unos glúteos perfectos, tienes que llevar una dieta perfecta

0
125

La mayoría de las mujeres nos preocupamos por nuestros glúteos, por intentar darles formas. De más está decir que es una de las primeras áreas donde acumulamos celulitis. La carne puede mostrarse muy flácida, poco flexible y con estrías. Esta es la pesadilla de cualquier mujer que cuide su retaguardia. La piel es extremadamente delicada en esta zona, aunque quizás no lo sepamos y por eso no nos dediquemos a ella con el mismo esmero que lo hacemos el rostro, los codos, los tobillos, las manos.

La piel es el órgano más extendido en nuestro cuerpo y requiere hidratarse y humectarse. Aunque queremos sugerirte una mascarilla que puedes preparar tú misma en casa, la mejor receta para mantenernos hidratados y humectar la piel es tomar al menos dos litros de agua diarios.

Esta mascarilla es a base de kiwi, fresas y aceite oliva. Lo primero que debemos hacer es triturar las fresas junto con el kiwi hasta que ambas frutas queden bien integradas. Luego debemos añadirles el aceite oliva y mezclar hasta que adquiera una consistencia pastosa. Esta mascarilla debemos aplicarla en los glúteos al menos dos o tres veces a la semana.

También podemos hacer ejercicios en la casa que nos ayudan a tonificar los tres músculos que integran el glúteo y le brindan elasticidad a nuestra piel. Hay una variedad de ejercicios que podemos realizar. Aquí te sugerimos las zancadas, son muy conocida y efectivas.

También es muy buen ejercicio el perrito, se trata del ejercicio que ejecutamos cuando apoyamos las rodillas y las manos y levamos de diversas formas la pierna, en este caso buscamos que actúe el glúteo medio, y por último las sentadillas. Podemos complementarlo con otros ejercicios como estocadas, subir escaleras. Además, es importante mantener una dieta adecuada y balanceada. La clave del éxito es una buena alimentación, ejercicios y la hidratación natural con agua.

Dejar respuesta