¿Cómo sabes que los carbohidratos no son realmente malos?

0
118

Existen muchas cosas en la vida que no se pueden explicar con la ciencia. O muchas cosas que la ciencia aún tiene que probar. O puede que nunca se demuestre por la falta de financiación, falta de interés o simplemente son estudios muy pobres ¡Esto realmente sucede!

Sin embargo, cuando la ciencia hace descubrimientos  es importante no ignorarlos. En el caso de los hidratos de carbono, insistir en que “todos los carbohidratos son malos” no es una conclusión muy justa que se puede aplicar a todos. (Nota: sí estás tratando de generar músculos, la eliminación de todos los carbohidratos va a hacer el proceso más difícil.)

La idea de que los carbohidratos son el enemigo,  es un recurso común a la emoción y al folklore popular. En lugar de toda la evidencia científica, dijo Alan Aragon, M.S. Nutricionista en Westlake Village, CA.

El mejor ejemplo en este análisis es la comparación entre los efectos de las dietas bajas en hidratos de carbono y las dietas bajas en grasas. Esto fue lo que los investigadores concluyeron:

  1. Las dietas bajas en grasas fueron ligeramente más eficientes en la reducción de colesterol y LDL.
  2. Las dietas bajas en carbohidratos fueron más efectivas para aumentar el HDL y disminuir los triglicéridos.
  3. Ninguna de las dos dietas fue más efectiva que la otra. Para reducir el peso corporal, la circunferencia de la cintura, la presión arterial, la glucosa y los niveles de insulina.

Esta ausencia general de efectos diferenciales, llevó a los autores a concluir que ambas dietas bajas en carbohidratos y bajas en grasa son opciones viables para reducir peso.  Mejorar los factores de riesgo metabólicos, dice Aragon. Uno de los puntos fuertes de este análisis fue su gran tamaño con respecto a la muestra. Incluyó 23 ensayos de múltiples países y un total de 2.788 participantes. Lo que significa que no es un pequeño fragmento de la verdad.

Es más, las cocinas de algunas de las poblaciones más saludables del mundo, consisten en dietas que tienen componentes de carbohidratos pesados. Los mejores ejemplos son las zonas azules, conocidas por poseer longevidad, esperanza de vida más larga y tasas más bajas de enfermedades crónicas y degenerativas. Sostiene Aragon.  Las principales fuentes de energía para todas estas zonas azules son los carbohidratos.

¿Necesitas más evidencia? los 10 principales países del mundo con las tasas más bajas de obesidad consumen una dieta de carbohidratos dominantemente.

Seamos realistas, no podemos descartar que las dietas bajas en carbohidratos han resultado ser una forma muy saludable de comer. Existen muchas investigaciones que indican que las dietas bajas en carbohidratos hacen todo, desde ayudar con la pérdida de peso. Hasta construir cuerpos diseñados para combatir enfermedades. De hecho, a menos que intentes construir  músculos, típicamente se sigue un acercamiento más bajo de carbohidratos.
El mensaje más  importante – y el que va a influenciar en como debes alimentarte-  es entender y desarrollar el concepto de que no todos los carbohidratos son malos pero no todos son buenos tampoco.

Ingesta de carbohidratos

Un enfoque práctico para comer carbohidratos

“Diciendo que los carbohidratos están bien”, no significa que debas inflarte con una gran cantidad de alimentos refinados y bajarlos con refrescos, dice Aragon. En su lugar, se inteligente acerca de dónde provienen la mayoría de los carbohidratos. Siempre va a ser mejor crear una dieta que esté compuesta por alimentos completos y mínimamente refinados.

Es necesario comer más alimentos saludables (proteínas, verduras, frutas) y menos de las cosas que saben bien y que poseen menor valor nutricional. Como por ejemplo caramelos, refrescos, alimentos cargados de azúcar, etc.

Encontrar una dieta adecuada para ti puede representar un gran trabajo, pero es importante recordar que debe incluir carbohidratos.  Una dieta saludable puede incluso incluir algunos hidratos de carbono que tú crees que no son saludables, como por ejemplo el pan, granos y arroz.  El punto principal es hacer que la mayoría de la dieta, digamos entre un 80% o 90%, provenga de buenos alimentos y mantener como minoría lo malo. O evitarlos por completo.

Alimentos con carbohidratos

Tómalo de uno de los mejores nutricionistas del mundo ” Tu ingesta de carbohidratos debe ser individualizada de acuerdo a tus preferencia personales, la tolerancia y metas atléticas o estéticas”, dice Aragon.  Experimenta y se paciente, encuentra el equilibrio adecuado para tu cuerpo. Este es el verdadero mensaje que se debe difundir.