La verdad de los “Superalimentos”, ¿Marketing o realidad?

0
133

Seguramente habéis oído hablar de los “Superalimentos”, esos alimentos que no pueden faltar en nuestra dieta por sus diferentes beneficios, sin embargo a veces parece que cuanto más exóticos, difíciles de conseguir o más caros, mejores propiedades van a aportar cuando realmente no tiene por qué ser así.

¿Qué es un superalimento?

Son productos que se caracterizan por tener nutrientes especialmente saludables para el organismo, aportan antioxidantes, grasas saludables o vitaminas en buenas proporciones. No existe el alimento mágico, estos alimentos no nos van a curar enfermedades por sí mismos, el bienestar de una persona depende de muchos más factores, pero si contribuir a tener una buena salud en general.

Tenemos muchos a nuestro alcance sin tener que gastar excesivas cantidades de dinero, a continuación veremos algunos de los más habituales que nos pueden pasar desapercibidos.

Semillas de chía y quinoa

quinoa

Entre sus componentes destacan el calcio, hierro, magnesio y potasio, tenemos acceso a estos alimentos fácilmente en herbolarios o centros comerciales. La quinoa se utiliza como un cereal y además aporta grasas buenas y fibra, se parece a las legumbres, de ella obtenemos hidratos de carbono complejos y se prepara de manera similar.

Té Verde

te verde

Entre los mejores antioxidantes destacamos el té verde, además favorece la aceleración del metabolismo y la pérdida de grasa. Por otro lado ayuda a mantener la elasticidad de la piel y facilita las digestiones.

Frutos secos

Aportan nutrientes tan saludables para el cuerpo como el potasio, magnesio, fibra y grasa buena Omega3, por todo esto cumplen una gran función si se incorporan a la dieta de manera moderada.

Aceite de oliva virgen extra

Alimento saludable por excelencia, ayuda a disminuir el colesterol malo y en mujeres está demostrado que disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de mama, además de tener propiedades antioxidantes.

Brócoli

brocoli

Es una verdura que aporta gran cantidad de Vit C y fibra, además estudios demuestran que previene algún tipo de enfermedad como el cáncer. También ayuda a depurar el organismo y limpiar el sistema digestivo.

Naranjas y limones

naranjas limones

Los cítricos más interesantes, aportan alto contenido en Vitamina C y antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres.

Ajo y ajo negro

Está demostrado que el ajo posee propiedades que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario, además de mejorar el colesterol.

Chocolate Negro

No podemos olvidar el chocolate negro, cuanto más puro más antioxidantes posee y mejor será para la salud cardiovascular y celular.

Arándanos y frutos rojos en general

frutos rojos

Son de los superalimentos más populares, aportan grandes dosis de antioxidantes que inhiben el crecimiento de células de cáncer de colon, actúan frente a la pérdida de memoria con la edad y ayudan a prolongar el bronceado.

Podría citar otro tipo de alimentos como la papaya, el alga espirulina, alga chlorella, alga kelp, sacha inchi, té kukicha, etc o las bayas de Goji que no difieren tanto de las uvas pasas, pero como apuntaba al principio tenemos suficientes alimentos a nuestro alcance sin necesidad de recurrir a lo más caro y exótico.

En mi opinión los llamaría alimentos de calidad o saludables, pero no “superalimentos” lo que lleva a confusión a bastante gente, además que muchos de ellos como hemos visto ya forman parte de la dieta mediterránea de toda la vida. Como puedes ver, sin ir demasiado lejos podemos encontrar “superalimentos”, así que no te guíes por las campañas de marketing, pues tienes una amplia oferta de buenos alimentos a tu alrededor.

Se inteligente y aprende a distinguir entre lo cierto y los anuncios publicitarios de milagros. Esta palabra tan de moda y omnipresente en las búsquedas de google, en parte es fruto de una demanda por encontrar alimentos potentes frente a la mala calidad de muchos de los que consumimos hoy en día, pero recuerda: No existe un superalimento por sí solo, sino una buena alimentación en conjunto de todo lo que tenemos a nuestro alcance y no olvides complementar tu alimentación con ejercicio físico diario.